Cuidado de personas mayores con dependencia: las claves

personas mayores dependencia

Es muy frecuente encontrar situaciones familiares en las que un miembro de edad avanzada comienza a necesitar ayuda para realizar las tareas diarias. Pueden ser los propios familiares quienes se pongan de acuerdo y se encarguen de su cuidado, pero hay casos en los que por motivos personales no se pueden cubrir al cien por cien las necesidades de esa persona.

Si tu familiar prefiere estar en su propia casa no hay necesidad de optar por residencias, sino que la mejor opción puede ser un servicio especializado de cuidado de personas mayores con dependencia.

Además de la carga emocional que implica, el cuidado de personas mayores es un trabajo que requiere de ciertos conocimientos técnicos, además de una fortaleza emocional y una actitud proactiva, para evitar cometer cualquier error. Estas exigencias son aún mayores en el caso de que la persona tenga algún grado de dependencia, ya sea física o psíquica.

Grados de dependencia

Cada caso tiene sus particularidades. Podemos encontrarnos ante diferentes grados de dependencia que exigirán de una atención específica. Podemos estar frente a situaciones en las que la persona solo necesite ayuda para las tareas que requieren de más esfuerzo físico (como salir a hacer la compra o limpiar), y casos en los que los cuidados se extiendan a la higiene personal y cuidados básicos.

Una persona comienza a ser dependiente cuando se observa en ella una pérdida de su autonomía funcional, que no le permite realizar con normalidad las actividades diarias. Es verdad que la dependencia no está estrictamente ligada a la edad, pero la vejez es un factor importante para comenzar a necesitar ayuda.

Además de la dependencia física está la dependencia sociocognitiva. A causa de deterioros cognitivos nuestros mayores pueden comenzar a olvidar cosas o a perder capacidades sensoriales, como la vista o la audición. Muchas veces esto acompaña a una pérdida del sentido de la orientación; en esos casos se impone que la persona vaya siempre acompañada por alguien responsable.

Empatía y comprensión

Lo primero que se busca en un cuidador de personas mayores es mucha empatía y paciencia. Asumir que necesitas ayuda no es una tarea fácil para muchas personas y suele afectar a la autoestima de forma negativa. Desarrollar un buen vínculo desde el respeto y la sensibilidad es fundamental.

cuidado-dependiente

El cuidador pasará mucho tiempo con esa persona, y en la mayoría de los casos ese tiempo será en casa. Por eso, debe ser alguien que inspire confianza y tranquilidad. La paciencia y saber manejar y comprender los posibles cambios de humor que todos tenemos es importante para generar una buena relación.

Además, tener buena conversación y saber escuchar es algo que siempre se agradecerá. Hay muchos casos en los que las personas mayores comienzan a sentirse solas y lo que más necesitan es pasar ratos de charla agradables y, aunque no lo noten, estimulantes.

Autosuficiencia dentro de lo posible

En el cuidado de personas mayores con dependencia es importante conocer los límites de lo que esa persona aún puede hacer por sí misma. Es importante que se mantenga activa en las tareas que pueda realizar y no anular su independencia.

La persona a la que cuides deberá verte como una ayuda y alguien de confianza, no como a un vigilante. Evitar juzgar sus acciones o decirle cómo tiene que hacer una determinada tarea que está acostumbrada a hacer de una forma concreta.

Muéstrate comunicativo. Pregúntale siempre qué necesita que hagas por ella y si está cómoda. Como en cualquier relación humana, todo se basa en hablar y llegar a determinados acuerdos desde el respeto y la comprensión.

Sentido de la responsabilidad

En casos graves de dependencia física o psíquica es básico conocer y estar informado sobre la enfermedad que padece. La persona dependiente tendrá unas rutinas, que pueden incluir visitas médicas, toma de medicamentos o ejercicios que tendrás que supervisar.

Es muy posible que en ocasiones te corresponda sustituir al familiar, así que debes estar muy atento a lo que le comuniquen en la consulta, si hay cambios de medicación o de ciertas actividades. Si consigues comunicar todo a sus familiares se sentirán mucho más tranquilos y tú estarás haciendo tu trabajo correctamente.

En muchos casos, cuando hablamos del cuidado de personas mayores con dependencia a causa de enfermedades graves, es común buscar a alguien que tenga algún tipo de formación concreta relacionada. Esa formación y la experiencia te permitirán reaccionar rápido ante cualquier accidente o imprevisto que pueda surgir.

Ponte en manos profesionales

SelectiaHome es una empresa especializada en servicio doméstico, nos dedicamos a poner en contacto a familias con profesionales del servicio doméstico. Se evalúan las necesidades concretas de cada caso, para que ambas partes encajen y se sientan cómodas. ¡Infórmate sin compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *